fbpx

7 formas naturales de mantener la próstata sana

7-formas-naturales-de-mantener-la-próstata-sana

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez que se encuentra entre la vejiga y el pene, justo delante del recto. Aunque hay factores que afectan a la salud de la próstata que no se pueden cambiar (edad, origen étnico, antecedentes familiares), hay cosas que se pueden hacer para promover la salud de la próstata.  En este artículo, se analizan siete formas naturales de ayudar a mantener la próstata sana.

1. Mantenga su próstata sana comiendo más verduras y frutas.
Las verduras y las frutas contienen muchas vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y fitoquímicos (nutrientes vegetales). En combinación, estos nutrientes pueden ayudar a mantener la próstata sana de forma natural. Coma al menos cinco raciones de verduras y frutas al día. Elija frutas y verduras de todas las categorías de color (verde, amarillo/naranja, rojo/morado) para obtener una buena variedad de fitoquímicos saludables para la próstata.

Es importante comer una variedad de verduras y frutas de colores.

Un ejemplo son los tomates, que contienen licopeno, un potente antioxidante. La sandía, la guayaba y el pomelo rosa también contienen pequeñas cantidades de licopeno. Dado que el cuerpo puede absorber más fácilmente el licopeno de los tomates cocinados, la salsa de tomate o los tomates guisados son buenas fuentes. La mayor parte del licopeno se encuentra en la piel de color rojo brillante, por lo que no hay que pelar los tomates.

Otro ejemplo son las verduras crucíferas (como el brócoli, las coles de Bruselas, la coliflor, el repollo, la berza y la col rizada).  Esta familia de verduras es rica en compuestos que contienen azufre y que favorecen la salud de la próstata y la salud en general.

2. Come más legumbres (judías, guisantes y lentejas) y cereales integrales.
Las legumbres son ricas en folato, potasio, hierro, magnesio y fibra. Son muy versátiles, y puedes añadirlas a guisos, estofados, sopas y ensaladas. También puedes comer legumbres como guarnición con tus hierbas y especias favoritas.

La soja es una legumbre que se ha demostrado que ayuda a mantener la próstata sana.  La soja contiene isoflavonas, que se consideran fitoestrógenos. Elija alimentos integrales de soja como el tofu, la leche de soja, el edamame (soja hervida) y el tempeh.

Para ayudar a mantener la salud de la próstata, coma más cereales integrales sin procesar y limite los cereales refinados. Los cereales refinados pierden ciertos nutrientes (vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra) durante el proceso de refinado.  Los cereales integrales no procesados, como la avena, el arroz integral, la cebada y la quinoa, son opciones excelentes que pueden mantener la salud de su próstata de forma natural.  Una forma fácil de determinar si un alimento envasado es 100% integral es buscar “grano integral” como primer ingrediente.

3. Limitar la carne roja y los productos lácteos.
Aunque la investigación sobre este tema no está del todo clara, los estudios indican que comer mucha carne roja o productos lácteos no es saludable para la próstata. Tampoco lo es comer en exceso carne procesada, como mortadela, salami, salchichas, beicon y perritos calientes.

Las investigaciones también indican que un exceso de calcio puede afectar negativamente a la próstata.  Un nivel adecuado de calcio es importante para la salud de los huesos, por lo que el objetivo es consumir una cantidad suficiente pero no excesiva.  Para la mayoría de las personas, 1.000 mg de calcio al día (procedente de alimentos y suplementos) es suficiente. Procure limitar su consumo de leche y productos lácteos a dos porciones o menos al día.

4. Coma más pescado graso.
El pescado es una alternativa sana y natural a la carne roja. Los pescados más grasos, como el salmón, la caballa, el arenque, la trucha y el pez espada, contienen grasas omega-3 (EPA y DHA). Además de mantener el corazón sano, las grasas omega-3 pueden ayudar a mantener la próstata sana.

Procure comer pescado graso al menos dos veces por semana.

5. Beba té verde.
El té verde contiene unos antioxidantes llamados polifenoles de catequina, que pueden desempeñar un papel en la salud de la próstata. Beber de 3 a 4 tazas de té verde al día es lo más beneficioso. El té verde contiene naturalmente entre un 10 y un 20% de la cantidad de cafeína que el café. Si prefiere el té verde descafeinado, elija uno que utilice dióxido de carbono y agua como disolvente (efervescencia). Este es el método preferido de descafeinado porque conserva la mayor parte de las catequinas.

6. Consiga o mantenga un peso saludable.
Mantener un peso corporal saludable es importante no sólo para su salud general sino también para su próstata. Si necesita perder peso, intente perder de 1 a 2 libras por semana para lograr una pérdida de peso saludable.

7. Haga ejercicio con regularidad.
El ejercicio diario y la actividad física también son esenciales para la salud de la próstata. El ejercicio regular libera la tensión, disminuye el estrés, mantiene los niveles hormonales saludables y mejora la función inmunitaria.

El ejercicio de resistencia (entrenamiento de fuerza) ayuda a mejorar la fuerza y el rendimiento muscular, a disminuir la fatiga y a mejorar su calidad de vida. Intente realizar al menos 30 minutos de actividad física moderadamente intensa al día, 5 días a la semana. Hable con su médico para determinar qué actividades son las más adecuadas para usted.

Llevando a cabo todas éstas recomendaciones podrà evitar el agrandamiento de próstata y mantenerse saludable.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.